facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

BENEO invierte 50 millones de euros

Latinoamérica FUNCIONALES AZUCAR & EDULCORANTE

BENEO invierte 50 millones de euros para incrementar la capacidad de su planta de almidón de arroz de Wijgmaal. Ampliación de la capacidad de las instalaciones de producción en Bélgica del 50% para 2022. BENEO, fabricante líder de ingredientes funcionales, anuncia un incremento del 50% de la capacidad de producción de su instalación de Wijgmaal, para satisfacer la creciente demanda de los clientes de sus almidones de arroz.

Una expansión de dos fases valorada en 50 millones de euros, que aumentará su capacidad para marzo de 2022.

BENEO prevé que la creciente demanda por los productos naturales y de etiqueta limpia en aplicaciones como las coberturas en confitería, se intensificará en los principales mercados existentes, incluyendo Europa y América. El arroz es considerado ampliamente como un producto familiar y reconocible -el 61% de los consumidores de todo el mundo considera al almidón de arroz como natural -, convirtiéndolo en el ingrediente ideal para el desarrollo de productos que responden a la creciente tendencia de etiquetas más limpias y claras.

Roland Vanhoegaerden, Operations Managing Director Speciality Rice Ingredients de BENEO, apunta que la naturaleza del negocio de los ingredientes implica una visión a largo plazo y resiliencia económica. “Creemos fundamentalmente en el valor de esta inversión, ya que la demanda de almidón de arroz proviene tanto del crecimiento natural, como del orgánico, así como de nuevos proyectos y aplicaciones. Una de las razones clave de nuestra confianza es la tendencia de la ‘etiqueta limpia’, en la que los fabricantes de alimentos se alejan de los aditivos artificiales como el dióxido de titanio para reemplazarlos por alternativas naturales, como el almidón de arroz".

El almidón de arroz es capaz de llenar todos los microporos de la superficie de las coberturas, dado su fino tamaño de partícula. Este llamado ‘efecto suavizante’ es beneficioso, especialmente, para los fabricantes de dulces durante el proceso de producción, ya que asegura un resultado estable, en el que los bordes no se agrietan ni se astillan. Además, el almidón de arroz permite la conservación de un color blanco brillante durante meses.

Desde el 1 de enero de 2020, el dióxido de titanio, que se usa para rellenar irregularidades microscópicas en coberturas, no está permitido en productos alimenticios en Francia. Se espera que otros mercados de la UE sigan al país galo prohibiendo el aditivo. "Ya estamos viendo algunas grandes empresas que se alejan de este ingrediente para sustituirlo por el almidón de arroz. Pronto tendremos una capacidad mucho mayor para atender esta demanda", explica Vanhoegaerden.

Pruebas técnicas del BENEO-Technology Center han demostrado que el almidón de arroz de etiqueta limpia puede jugar también un rol importante en una variedad de otras aplicaciones, incluyendo productos de panadería y otros que tienen que pasar por condiciones severas de procesado, como salsas y aderezos, así como comida para mascotas.

La planta de Wijgmaal se enorgullece de una historia de 160 años en el área y BENEO ha estado invirtiendo significativamente en la instalación en los últimos años, para hacer que sea pionera en sostenibilidad. La reciente inversión en su estación de atraque significa que ahora la compañía puede aceptar dos barcos en su planta, en vez de uno. Como resultado, dos tercios de la materia prima del arroz se reciben en barco y solo un tercio en camión. “El impacto tiene lugar sobre el ahorro de costos, pero también sobre el medioambiente, debido a que producimos emisiones de carbono más bajas y reducimos el tráfico. Nuestra fábrica se encuentra en un área urbana y, al aumentar el uso de barcos, podemos reducir el tráfico y los niveles de ruido en el vecindario”, explica Vanhoegaerden.

La producción de almidón de azúcar tiene lugar mediante varias fases: limpieza del arroz, remojo, molienda, tamizado, separación, deshidratación y finalmente secado. La inversión de BENEO en la planta de Wijgmaal aumentará el número de líneas de producción de dos a tres. La primera fase de la inversión de BENEO tendrá lugar al final de las líneas de producción existentes. La instalación de una tercera línea de secado y deshidratación le permite a la compañía reducir los cuellos de botella e incrementar también la eficiencia. La segunda expansión involucrará el principio del proceso de producción, empezando por el remojo y pasando por la separación del almidón de las proteínas en la fase de valoración.

La instalación, que actualmente da empleo a 180 personas, añadirá 20 puestos de jornada completa a lo largo de la expansión, y ofrecerá trabajo adicional a contratistas de mantenimiento e ingeniería en las cercanías.

Suscribase Newsletter semanal ingredientes

 ING CARN

PAN z CON   

|